¿Qué es un préstamo autopromotor?

Los préstamos autopromotor son una forma de financiación que permite obtener liquidez para poder construir una vivienda sin tener que esperar a reunir el total del dinero necesario. Este tipo de préstamos se caracteriza por la flexibilidad que ofrecen a sus clientes a la hora de de ir haciendo los pagos a constructores y operarios, y el plazo en el que devolver el dinero.

¿Cómo funciona una hipoteca de Autopromocion?

Las hipotecas de autopromoción son una fórmula de financiación cada vez más utilizada, que les permite obtener liquidez rápida para poder llevar a cabo un proyecto de construcción de viviendas.

En este artículo vamos a explicar en qué consiste una hipoteca de autopromoción, cómo funciona y cuáles son sus principales ventajas.

¿Qué es una hipoteca de autopromoción?

Una hipoteca de autopromoción es una hipoteca concedida por una entidad financiera a un promotor inmobiliario o particular para la compra de un inmueble en construcción.

En la mayoría de los casos, la entidad financiera exige que el promotor inmobiliario preste una garantía personal, además de la hipoteca, para asegurarse de que el dinero prestado será devuelto.

¿Cómo funciona?

Cuando el promotor inmobiliario compra un inmueble en construcción con una hipoteca de autopromoción, el dinero prestado se divide en dos partes:

  1. La primera parte es un préstamo concedido al promotor inmobiliario para la compra del inmueble.
  2. La segunda parte es una hipoteca sobre el inmueble que garantiza el préstamo.
  ¿Qué es la renta fija a corto plazo?

La entidad financiera cobra un interés sobre la hipoteca, pero no sobre el préstamo.

Cuando el inmueble esté terminado, el promotor inmobiliario vende el inmueble y devuelve el dinero prestado a la entidad financiera.

Principales ventajas de un préstamo autopromotor

Las principales ventajas de las hipotecas de autopromoción son:

  • Disponibilidad del dinero para ir haciendo pagos.
  • Dependiendo del banco, las comisiones podrían ser menores que las de un préstamo hipotecario tradicional.

¿Qué bancos hacen hipotecas de Autopromotor?

Las hipotecas de autopromotor son una buena oportunidad para adquirir una vivienda, ya que se trata de un producto financiero que ofrecen algunos bancos.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta algunas desventajas, como que el tipo de interés es más elevado que el de las hipotecas ordinarias, o que el cliente no tiene derecho a subrogarse en la hipoteca en caso de que quiera vender la vivienda.

En cuanto a las condiciones de las hipotecas de autopromotor, éstas varían en función del banco, aunque en general se piden una entrada al menos del 20% del precio de la vivienda, un plazo de amortización de entre 10 y 30 años y un tipo de interés fijo o variable.

Algunos de los bancos que ofrecen hipotecas de autopromotor son el Banco Sabadell, el Banco Santander, el BBVA, el Banco Popular y la Caixa.

¿Cuánto dinero te da el banco para construir una casa?

Cuando pensamos en construir una casa, la primera pregunta que nos viene a la cabeza es ¿Cuánto dinero me da el banco para construir una casa? La respuesta a esta pregunta varía de acuerdo al banco, pero en promedio un crédito para construir una casa puede ser de hasta 300,000€.

  ¿Cuando un PER es bueno?

Pero, ¿Qué pasa si queremos construir una casa valorada de más importe? En este caso, el banco nos pedirá que presentemos un plan de financiamiento, el cual deberá estar avalado por un arquitecto o ingeniero.

En el caso de que no podamos acceder a un crédito para construir una casa, o que no queremos endeudarnos, podemos recurrir a otras alternativas como el crédito hipotecario.

¿Cuándo se empieza a pagar un préstamo autopromotor?

Cuando se contrata un préstamo autopromotor, hay que tener en cuenta que se empieza a pagarlo en cuanto se firme el contrato. Normalmente, el primer pago se realiza en el momento de la firma, aunque también puede ser acordado un plazo de gracia.

Es importante estar al corriente de estos pagos, ya que de lo contrario se pueden producir penalizaciones por impago. Además, es necesario cumplir con el resto de requisitos establecidos en el contrato, como el plazo de amortización.

En caso de incumplimiento, el prestamista podrá reclamar el pago total del préstamo, más intereses y costes adicionales. Por ello, es importante estudiar bien las condiciones de financiación antes de contratar un préstamo autopromotor.

Como hemos visto un préstamo autopromotor es una hipoteca que se utiliza para construir una vivienda, puede ser para uso propio o bien para construirla con el fin de venderla posteriormente en el mercado. El banco irá haciendo los pagos a medida que el promotor o cliente le vaya justificando los gastos a esos pagos, siendo así mucho más fácil obtener la financiación necesaria para la construcción.